27 de abril de 2009

El mundo contra mí


No me pregunten si estoy escribiendo acerca de esto por el reciente relajo del matrimonio entre personas del mismo sexo, esto ya tiene ratos (aunque me averguence haber bromeado al respecto) como pueden comprobar aquí.

Quiero empezar diciendo que no soy psicólogo, terapista o loquero, no me he especializado en nada y tan solo cuento con mi sentido común y un agudo sentido de la observación que me permite apreciar cosas que no mucha gente nota.

Un día de estos me corrigieron, yo que me creía hombre de mundo con visión cosmopolita y resulta que estaba equivocado, me dieron un cimbronazo, bueno dos! A mucha honra puedo decir que he sido testigo de muchas relaciones afectivas en esta vida, literalmente DE TODO! Y nunca me ha dado por juzgar o cuestionar a los partícipes de estas "relaciones alternativas". Ni siquiera sé como abordar esto sin herir susceptibilidades, pues he caído en la cuenta que existen personas que verdaderamente se ofenden y uno ni por enterado!

Voy a narrar dos episodios que me ocurrieron con personas diferentes y al hacerlo notarán porque estaba yo en un error y que afortunadamente pude subsanarlo.

Habida cuenta que el hombre es un animal social y su servidor es uno que está bien metido en las redes sociales, pues en el Facebook uno conoce gente verdad? resulta que en una ocasión cometí la indiscreción de postear en el wall luego de haber sido aceptado por la persona a la que le envié el request (sabedor yo de su confesa condición homosexual) Un gusto fulanito de contarte entre mis amistades gays. Eso no se hace! yo no lo supe ver hasta después que me lo señalaron (obvio que me disculpé) A mí no me andan diciendo: Un placer conocerte ....blanco o alto o barbudo o gordo (inserte el adjetivo calificativo que me describa aquí)

En otra ocasión no, le decía a mi coworker (tambien de reconocida trayectoria) que yo no ando viendo con quien se 'meten' o que 'hacen' y no entendía por qué se molestaba con lo que hablábamos si todo estaba dicho de una manera sin ambiguedades, críticas o paralelismos de mi parte. Hasta que ví la luz, me dijo que no debo tratar de entender a nadie porque a mí no me andan psicoanalizando mi vida. PLOP! y luego me tocó irme entre gallos y medianoches escapando de mi triste realidad... había sido prejuicioso, algo de lo que yo me ufanaba que no lo era! : ( Fue entonces que comprendí que gay friendly es una cosa pero no estereotipar es otra muy diferente y por supuesto que open minded es otra muyyy diferente (en la que estoy trabajando para llegar a serlo)

Algo que me quedó de esas dos experiencias (por demás está decir que enriquecedoras) fue el hecho de no singularizar y marginar a alguien por su condición de preferencia alternativa pues nadie lo anda haciendo conmigo. Esto es una mesa y las cuatro patas tienen que estar de la misma manera, en el suelo y al mismo nivel.

Mi gran error pasó por no asumirme en iguales condiciones que las personas a las que me dirigía en mis conversaciones. Así que vaya esta entrada por todos aquellos a quienes lastimé con mis acciones u omisiones y he aquí esta exigua victoria en el debate de opiniones.

3 comentarios:

Clau dijo...

bravo!!! equivocarse es de humanos, pero reconocerlo y corregir es de los grandes =)

sexloveandsadness dijo...

creo q a veces uno no hace las cosas con mala intencion, y creo q por lo poco o mucho q te conozco no te considero de ese tipo de personas, q bueno q aceptas q te ekivocaste y hasta pediste disculpas, como dice Clau, eso es de grandes y no por q midas 1.80...en fin, creo q la o las personas q se pudieron haber ofendido van a ser comprensivas con vos (espero) por q en realidad uno a veces actua por costumbre, por q nadie nos dice nada al respecto, pero bueno ya me sali del huacal, q bien por ti!

SK Mario dijo...

Clau: agradezco tu commnt y la visita!

SLAS: uno de ellos pasa pr aqui, me lee desde el twitter! gracias pr pasar