22 de marzo de 2009

Divagaciones

Bueno, tal parece que algunos no leen desde el principio mis posts, es eso o las letras cursivas tienen esa cierta facultad de mimetizarse con el fondo blanco y casi no se ven, jeje es que ya voy replicando como 3 posts en los que aclaro que no son míos y me echan flores como si yo los hubiera escrito (obvio que el post de mi hija no se va en la colada!) pero aclaro, no me gusta saludar con sombrero ajeno, si hay algo que tengo es que me gusta reconocer el talento de los demás amén de la limitada o poca creatividad que tenga un servidor para sacarse un par de entradas de la chistera. Hecha esta aclaración procedo.

En este, como en buena parte de mis escritos, voy a tratar de trasladar mi pensar y mi sentir sin buscar herir susceptibilidades, comprendo que algunos podrán sentirse identificados de cierta manera y darme el beneficio de la duda pensando que alguna certeza o veracidad puede haber en mis palabras. Otros, una pequeña minoría, disentirán de forma excesiva con lo que voy a contar, y, los menos, me darán la razón o me asociarán a un estado de arrobamiento existencial transitorio. Como sea, creo que después de esta entrada cerraré mi espacio a estos menesteres y pondré a dormir de nuevo mi zoom politikom para centrarme en cosas menos ominosas.

A ver me explico; esta semana ha sido extraña, casi sibilina, del éxtasis causado por el gran gane del pueblo salvadoreño al inusual y desproporcionado enjambre de llamadas que se desataron en mi trabajo. Respecto a mis consideraciones de lo que aconteció pues no hay mucho que añadir al variopinto abanico de reacciones que se vinieron dando conforme transcurría el tiempo y la derecha se reponía del estupor causado por la "inesperada" derrota (yeah right!!! solo en sus mentes!) Pese a ello creo que los otros, nosotros, los del 51% no vemos el día que seamos orgullosamente ganadores a partir del 1 de junio, contrario a los que desde ya usan en el Facebook, orgullosamente de oposición a partir del 1 de junio, patos!

Vamos por partes: la llegada al poder de la izquierda lejos de ser considerada una decisión marcada por el populismo es una deliberada muestra de que no solo se castigó a la derecha sino también que se tiene fé en un proyecto. La derecha abusó en su rol y no se despojó de su 'halo' de Ejecutivo 'mente obtusa' como le llamo yo, para evitar conflictos y evadirse de responsabilidades. Nunca un mandato tan largo fue efectivo, ese afán de autoperpetuación los llevó a la ruina, da risa como hablan que hay peligro que eso ocurra aquí y ellos eran los que se aferraban al poder cual niño que le quieren quitar un dulce. Para muestra un botón, hay un dicho que reza que una imagen dice más que mil palabras, esa máxima es confirmada por las fotos de los desconsolados adeptos del tricolor que ya circulan en cadenas de emails.

Y de Saca, ¿qué hablar? Los caprichos han sido su eje dirigible habitual. El todavía presidente del país dispuso poner al candidato de sus preferencias y creyó que había apostado a caballo ganador, desafortunadamente para él (y para bien del país) no le acompañaron los resultados. Suele, por costumbre, vivir de publicidad engañosa, de tapas de diario, de historias que le siguen manteniendo en la palestra pero ya va de salida y su futuro no se ve nada prometedor, ojalá los entes contralores sean (ahora sí) auténticos perros de caza para contar costillas adonde deben contarlas.

Del gobierno en ciernes? no dudo de lo que puede ofrecer pero tampoco lo hago de lo que puede omitir, en este caso lo fundamental es hacer país. Ya en alguna ocasión mencioné que hay que tomar lo bueno de los que se van y evitar repetir los errores en los que se incurrió por falta de voluntad, por amiguismo, por comodidad, por lo que sea. Durante el gobierno de Duarte se dió un fenómeno que los llevó a cometer toda suerte de estupideces. Hay que evitar a toda costa convertir la cosa pública en una casa de mancebía o en una inclusa, la corrupción hay que combatirla desde los más bajos estamentos. Ojalá la gente que rodee a nuestro presidente se acerque más con ganas de hacer bien las cosas que con afán de lucro (casi nada pido) aunque ya lo dice otra vieja sentencia (si, lo notaron bien, soy un hombre de dichos) De buenas intenciones está lleno el camino al infierno.

4 comentarios:

Pao dijo...

Al fin alguien hace referencia a los patos que se meten a facebook groups tipo “ORGULLASEMENTE DE OPOCICION A PARTIR DEL PRIMERO DE JUNIO” oe even worst grupos mas estupidos como “Mauricio Funes no es mi presidente”monton de ridiculos que no hacen mas que demostrar lo close-minded y calcitrantes que son y me ultra emputa porque yo nací de oposición pero nunca he sido tan pendeja como para decir que Cristiani, Calderon Sol, Flores o Saca no han sido mis presidentes, claro que lo han sido lo he aceptado así y he sido respetuosa de la decisión de la mayoría hoy salen estos cerotes por lo general mara pata acabada y wannabe con cada cosa!

DavidC dijo...

Si marito, la verdad si, pero tambien acuerdate que lo que esta haciendo ahorita la derecha con sus "orgullasamente de oposicion" y lo de "el no es mi presidente" es lo que siempre sucede, y ha sucedido en el pais, antes lo decia la izquierda con su "yo no vote por el", al final todos salvadoreños, lo que hay que hacer es buscar una verdadera concertacion por ambas partes no una oposicion como se ha llevado desde antes, donde el FMLN era oposicion tambien, trabajemos por el pais si es que realmente lo quieren y no es tan solo el deseo de sacar a alguien del poder y luego que definitivamente se conviertan en otro periodo del tipo PDC que solo un periodo estubieron y ya casi desaparecen. Me parece Marito que este capitulo va estar dificil cerrarlo, todavia habran muchas cosas que a muchos les parece bien pero que hasta que no lo analicemos no sabremos si esta bien o esta mal. Repito lo de siempre, "todo me es licito, mas no todo me conviene"

Alex dijo...

Mario, si te entendí bien, tú le apuestas a la alternancia, pues no estás de acuerdo que ningún partido político, sea del color que sea, se aferre al poder. Yo estoy de acuerdo en eso, mientras nos mantengamos 51% a 49% o 48% a 52% creo que El Salvador irá por buen camino.

Mariolinocopinol dijo...

Basicamente tocaba cambio pq no funcionaba el sistema q se utilizaba, si en un futuro se vuelve inoperante el q establezca la izquierda estoy a favor de trocar pr uno q sea efectivo!