17 de mayo de 2009

Adios a un grande, Mario Benedetti

Cuando postié esta entrada, no creí estar tan cerca del final de los días de ese monstruo de las letras que en vida fuera Mario Benedetti, descance en paz tocayo!


Ustedes y nosotros

Ustedes cuando aman
exigen bienestar
una cama de cedro
y un colchón especial,
nosotros cuando amamos
es fácil de arreglar
con sábanas qué bueno
sin sábanas da igual.

Ustedes cuando aman
calculan interés
y cuando se desaman
calculan otra vez,
nosotros cuando amamos
es como renacer
y si nos desamamos
no la pasamos bien.

Ustedes cuando aman
son de otra magnitud
hay fotos chismes prensa
y el amor es un boom,
nosotros cuando amamos
es un amor común
tan simple y tan sabroso
como tener salud.

Ustedes cuando aman
consultan el reloj
porque el tiempo que pierden
vale medio millón,
nosotros cuando amamos
sin prisa y con fervor
gozamos y nos sale
barata la función.

Ustedes cuando aman
al analista van
él es quien dictamina
si lo hacen bien o mal,
nosotros cuando amamos
sin tanta cortedad
el subconsciente piola
se pone a disfrutar.

Ustedes cuando aman
exigen bienestar
una cama de cedro
y un colchón especial,
nosotros cuando amamos
es fácil de arreglar
con sábanas qué bueno
sin sábanas da igual.

4 comentarios:

Clau dijo...

lindo lo que escribe...lástima que nos tendremos que conformar con releer lo que ya está escrito, ya no habrán más novedades.

RIP el gran Benedetti

Llóchua dijo...

También hace poco le dediqué una entrada en el blog, cuando me enteré que estaba delicado de salud, escribí y pedía que no se muriera nunca.

Y ahora cuando lo supe me tiré a llorar como un niño, a recordarlo, a leerlo, a escucharlo, a preguntar porqué existe la muerte para los más buenos, para los que más hacen falta.

Descanse en paz GIGANTE, Mario Benedetti.

[Alecita ♥] dijo...

Qué lamentable! =(

Calila dijo...

El fué un genio, me acompaño durante años y cuando me enteré de su muerte, lo que hice fue mirar hacia arriba donde tengo los estantes de libros y ver lo que me quedaba de él, sus obras.

Debo decir que acerca del poema que escogiste, creo que es de los pocos en los cuales no estoy de acuerdo

con sábanas qué bueno
sin sábanas da igual.
A nosotras también nos da igual, por lo menos a mi!
Saludos!