31 de agosto de 2008

Infidelidad y culpabilidad

Eran amigos hasta que dejaron de serlo. Nada muy distinto a lo que ocurre muchas veces entre dos personas. Tuvieron un distanciamiento porque uno se había metido con la mujer del otro ¿quién hace algo que está mal cuando se mete con la mujer de un amigo?, ¿el amigo?, ¿la mujer?, ¿los dos?, ¿ninguno?

Hubo quien me dijo, hace unos años, que meterse con la mujer de un amigo estaba prohibido y que el que llegaba a ponerle una mano encima era un "apuñalador por la espalda" o mal "amigo" (si acaso cabe la palabra). Hoy, sin embargo, la misma persona le achaca a la mujer la responsabilidad de la falta. La mujer dispone, está en la naturaleza del hombre avanzar, no lo puede evitar. Recuerdan la fábula del escorpión y el sapo? Esa sería la idea.

Para los que no la conozcan la voy a incluír y asi infieran por qué la menciono:

Un sapo se encontraba disfrutando de las delicias de una mañana en la selva después de una tormenta. De pronto vió a uno de esos venenosos alacranes que en el margen del río luchaba por pasar a la otra orilla, la cara le parecía conocida, pero no reparó en ello. Lo que le importaba era que el otro animal se encontraba en peligro y podía ayudarlo:

"¿Podrías dejarme subirme encima de tí para pasar el río? El agua sube constantemente y en cualquier momento la crecida pudiera llevarme"­. El escorpión imploraba, el sapo respondió con la sabiduría ganada en otras ocasiones: " Si te ayudo vas a clavar en mi espalda tu aguijón y me ocasionarás la muerte... "­¿ Cómo crees?..." ­respondió el otro ­" si te mato yo también moriría en semejante intento". Ante la filosofía de la supervivencia, el Sapo creyó sensato lo que decía el ponzoñoso y lo cargó sobre su lomo. En medio del río, el escorpión incumplió su promesa y clavó su espada venenosa en la espalda del Sapo. El noble batracio que se había prestado de barco para la inusual travesía le reprochó al escorpión su deslealtad: "Pero,... ahora moriremos los dos..." casi suspiró, mientras el veneno del agresor irremediablemente cegaba su vida. "Lo siento Sapo, ... no pude evitarlo,... es mi naturaleza." respondió el escorpión que ya había comenzado a tragar agua y estaba a punto de caer a las profundidades del río.

Volviendo a mi punto. El engaño no se puede ocultar, es como un estornudo o un dolor de estómago o el dinero mal habido. El engaño por su misma configuración es muy dificultoso de esconder: se debe planificar, estudiar, esperar el momento, ejecutarlo con frialdad y a la vez aceptar sus riesgos e implicaciones a la hora de la verdad.

Cada ser humano tiene un destino especial que cumplir. A veces son necesarios estos golpes de la vida para aprender algunas lecciones. La capacidad de recuperación de esos golpes está ahí, hay que aprender de esos tropezones y aprender de ellos, seguir el camino. Mi consejo a aquellos individuos que pasan semejante trago amargo es que es válido llorar y preguntarse el por qué. Lo que no es válido es hacerlo siempre y vivir en el pasado. La vida es demasiado corta y buena para desperdiciarla lamentándose por lo que no fue o lo que no se hizo. No hay que dejar que gente que no vale la pena nos complique la existencia, no hay que preocuparse de más, hay vida después de esas decepciones! la gente tiende a pensar que es el fin del mundo pero no, la vida sigue...

3 comentarios:

Kmila (Short time Memory Girl) dijo...

Me llega esta conclusión: "Cada ser humano tiene un destino especial que cumplir. A veces son necesarios estos golpes de la vida para aprender algunas lecciones. La capacidad de recuperación de esos golpes está ahí, hay que aprender de esos tropezones y aprender de ellos, seguir el camino. Mi consejo a aquellos individuos que pasan semejante trago amargo es que es válido llorar y preguntarse el por qué. Lo que no es válido es hacerlo siempre y vivir en el pasado. La vida es demasiado corta y buena para desperdiciarla lamentándose por lo que no fue o lo que no se hizo. No hay que dejar que gente que no vale la pena nos complique la existencia, no hay que preocuparse de más, hay vida después de esas decepciones! la gente tiende a pensar que es el fin del mundo pero no, la vida sigue..." Muy buen post Mario.. Pero si lo pongo en mi caso, humm yo pediria cuentas a mi esposo y no a mi amiga, simple y sencillamente yo con el hice trato de amarnos y respetarnos etc.. Y un juramento no es cosa chiche..Pero es cuestion de vidas o de opiniones..

laura dijo...

"No hay que dejar que gente que no vale la pena nos complique la existencia, no hay que preocuparse de más, hay vida después de esas decepciones! la gente tiende a pensar que es el fin del mundo pero no, la vida sigue..."

Soooo true.

No creas que me olvidé de tí Marito de mi alma!

Besos!

Soy Salvadoreño dijo...

El hombre y la mujer engañan y son infieles por que dicen: "no pude evitarlo,... es mi naturaleza"...

Como tesis o teoria esta interesante, pero es tan equivocada... Desde siempre, la gente siempre quiere echarle culpa a otros de sus decisiciones y elecciones.

Saludos