8 de septiembre de 2010

comiendocomida.com

Espero me disculpen el exceso de sinceridad en virtud de ser totalmente fiel a los hechos. Esto no es una oda, simplemente es una recomendación.

El 3108 fue el día del blog y si usted sigue esta bitácora, se habrá dado cuenta de mis selecciones, aquí.

Uno de estos blogs es Comiendocomida.com.

A estos sibaritas los conocí casi de casualidad. En una de esas redes sociales tropicalizadas al estilo salvadoreño. Bien que mal en escasos dos-tres meses estos sommeliers se han convertido en el blog de referencia en la blogósfera sv en cuanto a gastronomía y sus señas de identidad no dan lugar a perderse (aunque sí un poco en sus alegorías y chistes refinados)

Tuve a bien encajar con ellos al grado de hacernos compinches, y es que la camaradería y el llevarnos bien nos ha llevado por similares derroteros (comer bien). Pero claro, ese es otro tema. Ma non troppo, que sea su amigo no significa que por efecto cascada me salpique a mí su éxito o su fracaso. Serán ellos los que recibirán la crítica ácida, el reproche artero, la puteada generalizada la lisonja extrema, el halago fino o la exaltación suprema. Será el mentado boca a boca lo que lo va a determinar en un alarde de fe en sus posibilidades.

Mi misión aquí es simple: compartir con mis lectores algo que creo que está bien hecho (y hay que ver como se elaboran esas entradas con debates eternos e interminables pugnas intestinas!) y permitir que los conozcan para que juzguen y opinen allá lo que valga la pena mencionar.

Así que preparémonos a esa montaña rusa de sabores que nos van a sugerir. Vamos a cimbrar, a padecer; acostumbrémonos al optimismo, a la agonía (de ver publicado ese post) a la frustración de que no podemos ir a ese lugar de precio prohibitivo para nuestro bolsillo o al entusiasmo que si nos alcanza para ir a comer al changarro de la semana; a echarles flores o a criticarlos porque estemos o no de acuerdo con su gusto. Porque en la mente de todos los avorazados comensales estaremos cavilando sobre la próxima entrada de @ComiendoComida y planteándonos cual será el próximo lugar con el que nos estimularán el hipotálamo.

Salud!

1 comentario:

elsum dijo...

#yoconfieso que soy de los que están agónicos a la espera de cual será el próximo lugar a visitar...
Una gran cosa este blog. Excelente recomendación.