23 de octubre de 2007

excéntrico


Sim Jae-Duck es un coreano que aunque tuvo fortuna de vivir para contarlo (y para construir esta casa de 1.6 millones de dólares) nació en un inodoro y ahora es un millonario que impulsa la campaña de un mundo con mejores sistemas de drenaje. Según reveló este anciano de 74 años en una entrevista, la idea de que lo parieran en un toilet fue a propósito, su abuela le dijo a su madre que los que nacían de esa manera tenían larga vida.

Ojalá esta idea de parir en los baños no se extienda porque está mero dificilón sentirse a gusto entre la inmundicia!

1 comentario:

Wendy Kitty dijo...

o.O justo lo que pensé un excusado! y no era mentira lo es xD