14 de octubre de 2010

Los 33 mineros chilenos

Ya salieron todos (aunque Yonni Barrios Rojas haya pedido cambiarse el nombre legalmente cuando todavía estaba abajo por Yonni Salgo pues leimos de sus 5 amantes y de los pleitos que se suscitaron en la entrada de la mina San José)

Ya se supo que les van a dar viaje a Grecia, al estadio del real madrid, al estadio del Manchester, los ipods enviados por Steve Jobs, etc, etc, que sigue películas, libros? en que se va a divertir la atención pública chilena, en Rojo?

Creo que la demanda por US$ 27 millones presentada por un grupo de familiares de los mineros afectados se queda corta, no faltaran los extremistas que preferirían ponerles a los propietarios de la compañía San Esteban que extrae cobre del norte trasandino en Copiapó, Alejandro Bohn y Marcelo Kemeny, tiopentato de sodio, bromuro de pancuronio y rematarlos (literalmente) con cloruro de potasio.

Ojalá valga la pena la extrema exposición mediática a la que se han visto sometidos estos hombres y sirva de escarmiento un eventual veredicto condenatorio a las opulentas corporaciones que se lucran de manera millonaria con el trabajo de este tipo de obreros.

3 comentarios:

Rafael A. Rodríguez dijo...

Don Mario, lo que dice en el último párrafo de su entrada es CLAVE.

¡Ojalá!

Saludos.

iba pasando dijo...

Si los mineros logran tener una jubilación prematura (para los jóvenes por lo menos, porque ya hay señores mayores en el grupo) habrá valido la pena el encierro y angustia.

SK Mario dijo...

@ Rafael, @iba Estoy de acuerdo!