21 de diciembre de 2008

Navidad en El Salvador

Se vea como se vea, se tenga el punto de vista que se tenga (o en este particular caso, se profese la religión que se profese) al concepto "Navidad" se le suele asignar una carga significativa positiva, que según el manual reúne todos los condimentos que definen las reuniones en masa de los salvadoreños. Obviamente en un país de mayoría católica, esta es la fiesta por antonomasia, en otras culturas será la Hannukah, Kwanzaa whatever, aquí se celebra el natalicio de Nuestro Señor Jesucristo y es motivo de fiesta.

Lejos de nuestra tierra, allá donde muchos compatriotas han ido a buscar el sueño americano, se le da otro significado, anodino, comercial (si no preguntémosle a nuestros hermanos de la diáspora que nos visitan) y la preocupación primordial es que le voy a regalar a fulano, mengano y perencejo. Podrá haber alguien que opine que así se desnaturaliza más la celebración? no lo sé.

Si me preguntan, mis recuerdos de infancia se ven inundados por la celebración en casa de mis abuelos maternos (los unicos que vivían mientras fui niño) y las grandes fiestas con musica, pólvora, abundante comida y bebida. En verdad disfruté mucho junto a mis primos la epoca en la que no importaba trabajar sino que solo divertirse, en que Santa Claus y el Niño Dios me hacían feliz con las naves de Han Solo y Luke Skywalker, con el castillo de He-man y Skeletor, con los rifles de aire comprimido, las patinetas, bicicletas y demas regalos de los que me llenaron mis progenitores. No obstante lo anterior y sin querer sonar contradictorio eso se me viene a la mente, pero siempre supe que la fiesta era por la venida al mundo de nuestro salvador y redentor.

Es por este ultimo motivo por el que procuro darle a mis vástagos la misma experiencia. Es por eso que mis esfuerzos van encaminados a hacerlos disfrutar de ese ambiente de fiesta y regocijo familiar sin perder las perspectiva de porque celebramos, sin descuidar el aspecto trascendental antemencionado. No es porque lo obligan a uno a comer como desaforado que el pavo, que los tamales, que el arroz capeado, que las bocas, que los tragos. Es cuestión de principios.

8 comentarios:

ALX AND1N0 dijo...

Tenes razón Mario. En aquellos años los regalos no los traía Santa Claus...los traía el "Niño Dios"...

GeR0 dijo...

Es cierto, cada año se le pierde mas el significado a la celebración. Cada vez son las cosas materiales las que no quitan del punto. Y ahora con lo de la "crisis" asumo va a estar mas facil que olvidemos el motivo real del asunto.

Wirwin dijo...

puya Mario me has hecho recordar esa epoca tan bella y que tenemos la responsabilidad de hacerlo con nuestros bichos.

Feliz navidad Dios te bendiga a vos y a tus seres amados

un abrazo fuerte mi amigo

wallpapers-karen dijo...

Hola! Se acerca Navidad y quiero saludar a todos los que estamos unidos (linkeados) en esta parte de web. Gracias por todas las alegrias y el apoyo me me has bribdado.

En estas fiestas navideñas y en este año nuevo que se asoma, que las calles resuenen con la alegría contagiosa de un jolgorio de carnaval!

FELIZ NAVIDAD!
Karennett

Marcela dijo...

Este día es muy especial... Espero que lo disfrutes mucho al lado de tus hermosos hijos :D, eso es lo más importante en estas festividades... Feliz Navidad!!!

blackman dijo...

tenias suerte con esos regalos, a mi a penas pistolas de dardos o carritos me daban..... pero en fin... creo que por eso deje de darle importancia a lo de los regalos.... ejejejeej....
feliz navidad....

JC dijo...

"...siempre supe que la fiesta era por la venida al mundo de nuestro salvador y redentor...."

Como tú dices, Mario, es cuestión de principios. Efectivamente es lo que nos mueve a enseñarles eso a nuestros hijos.

Como es tradicional, todos los años, te tengo la Tarjeta de Navidad para ti y tus lectores en La Terminal.

Que pases una Feliz Navidad con tus hijos , Mario

MILO dijo...

Sin pecar de pretencioso ni picarmela de que leo entre lineas esto me dice MUCHO del origen del autor ;-)