9 de julio de 2011

Pobrecito mi patrón piensa que el pobre soy yo


Hace 7 años habría dicho en una entrevista: "Me excita la idea de la muerte" pero dudo que imaginó que sería así.

El día de hoy se apagó la luz de quien en vida fuera Facundo Cabral. Su vida fue segada en Guatemala en un atentado en el que se especula iba dirigido al empresario que lo conducía al aeropuerto.

En otra entrevista compartió que a los 9 años caminó 3.000 kilómetros hasta que llegó a Buenos Aires buscando un trabajo para su madre, con la que quedó junto a seis hermanos después de que su padre los abandonó.

Se nos fue un superviviente. Sobrevivió un cáncer. Soportó la tragedia que representó para él que su mujer y su hija fallecieran en un desastre aéreo. Había superado un problema óptico que lo dejó totalmente ciego por un tiempo.

Hasta siempre Facundo!

3 comentarios:

iba pasando dijo...

(lloro sinceramente)

Rebeca dijo...

Es curioso como ciertas personas atraen a la desgracia y sin embargo sobreviven sin que su ánimo lo note, no al menos, como yo lo haría.

Mariocopinol dijo...

@IP saquelo que solo así se sobrepone uno!

@Rebeca Cualquiera se imagina q es un dolor insuperable y q no lo pudiera manejar pero aparentemente él pudo!

Gracias por venir!