23 de julio de 2011

Mentirosos compulsivos


La semana pasada leí un status de Twitter de alguien a quien sigo que decía algo así como "Que piensa esta juventud cuando miente tanto" al inquirirle sobre a qué se refería se amplió al explicarme que un fulano le había asegurado haber nacido en El Salvador, estudiado en Harvard, prestado servicio militar en Irak y ser delantero izquierdo del Real Madrid.

Recordé que he conocido personas que tienen esa compulsión por crear fantasías y que son tan elaboradas que a veces hasta cuesta hacerlos caer en contradicción al cuestionarles. Esta gente tiene la autoestima tan baja que se ve forzada a idear utopías para sentirse bien. Probablemente en su cabeza hacen válido el enunciado de Goebbles, aquel ministro de propaganda y lugarteniente de Hitler que afirmaba que una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad.

Mis experiencias con estos alucinadores me ha llevado a perder incluso dinero. La primera vez era yo joven e impresionable. A mis 18 años conocí a este tipo por compañeros de colegio de mi hermano menor. Me extrañó que fuera incluso mayor que yo. Sus mentiras no paraban. Hablaba de su hermano capitán del Army gringo, que estaba destacado en Kuala Lumpur, Malasia. Su papá era accionista de COPA. Él era medio hermano del dueño de una agencia de viajes. Me dijo que tenía perros Chow chow iguales a los que teníamos en mi casa y que hicieramos negocio al cruzarlos. Aunque no lo tengo que especificar lo haré. Nunca vi ese dinero. El supuesto medio hermano era el jefe de su papá. Un señor humilde que vivía por el zoológico y que era vendedor de boletos aéreos. No había hermanos ni propiedades en el extranjero.

He visto de todo. Puedo asegurar que casi todos con carencias familiares pues es de eso de lo que más reniegan (léase fantasean) En el último callcenter que trabajé había uno con papá gringo (y no tenía su apellido ¬¬) dueño de un casino en los US, viajado por el mundo y piloto de pruebas ahh y que hablaba como 7 idiomas. Conocí otro que tenía hermanos gemelos y trillizos (no se decidía al contar el cuento) imaginarios. Hubo una que su familia la dio en adopción porque era muy joven su mamá al gestarla pero prefirió quedarse con quienes la acogieron pues rechazaba la opulencia de quien la había parido.

No es mi intención aburrirle con historias disparatadas, mejor cuénteme. Y usted, ¿con qué tipo de mentirosos(as) se ha relacionado?

5 comentarios:

Rebeca dijo...

conozco ese tipo de mentirosos, aunque lo peor es que creen sus propias fantasías, cada vez que las cuentan lo hacen con más convicción. Sin embargo, siempre me parecieron inofensivos, las exageraciones se descubren pronto.

●La Pájara● dijo...

Pues mi experiencia no sé si fue del todo cierta, o del todo falsa. Una vez conocí a un tipo, de apariencia medio random, que se llenaba la boca diciendo que era piloto, que vivía al otro lado del charco, dueño de un club que le daba pisto.. y que estaba aquí dando clasesnpor puro hobbie. Eso sí, tenía labia, porque me convenció de que lo perdonara por habernos dejado bajados con un amigo para irlo a ver a "hacer acrobacias" al Ilopango.

Asaber.

Otro bicho me contó que era cheff y que de nosedonde lo iban a mandar a Dubbai. Y yo, ajá... hoy lo veo en la u, ñoño random.

Del colegio tengo un ejemplo bien jevi, pero eso creo que se le atribuye más a la edad que a la estupidez misma.

Yo no me clavo con la gente así, solo los dejo ser felices contando sus anhelos.

Adolfo Napoleón dijo...

"Todo el mundo miente"

Dr. House

Mariocopinol dijo...

@Rebeca Es patético como engrandecen su existencia, imagino q de tan triste q es.

@Pajarraca El piloto trololol. y vos feliz q lo ibas a ver volar jajaja

@Adolfo Supongo q todos lo hacen de la manera q yo lo describí en la entrada ¬¬

A todos gracias por pasar!

Genius dijo...

De algún modo esas mentiras compensan la falta de verdad, en la vida de esta gente.

Que gusto leerle.