16 de diciembre de 2011

Quien no oye consejo no llega a viejo




Siempre he defendido la individualidad y el libre albedrío de las personas. Hasta que empiezan a afectarme directamente, amargándome. Abundan las representaciones de la sabiduría colectiva que, a manera de dichos, avalan que sin la libertad inherente al ser humano, seríamos animales. "Cada quien sabe donde le apreta el zapato" "Hacer de su capa un sayo" "El que por su gusto muere que lo entierren parado" Pero también podemos colar en esa selección, el que lleva por título esta entrada "Quien no oye consejo no llega a viejo" Ya que de alguna manera, aplica.

En materia romántica no hay nada escrito. Hay quienes son de muchas relaciones. Los que se quedan con una hasta el fin de los días. Pero lo que es innegable es que por salud mental, a veces, es necesario estar solo. Sin pareja. Ya perdí la cuenta de cuantas entradas he hecho en las que expongo, entre otras cosas, que no entiendo a las mujeres (sobretodo, aunque también hay hombres) que no pueden estar sin tener pareja. Maaaan! quiéranse un poquito! Si no se quieren a si mismos no los va a querer nadie!

Conozco el caso de una fémina local que se enamoró perdidamente de un salvadoreño pero ciudadano canadiense residiendo en ese país. Pasaron un verano loco en las vacaciones que el tipo pasó aquí y continuaron por email y teléfono la "relación". Una cosa llevó a la otra y al poco tiempo se casaron. Al poco tiempo se divorciaron también. Si, enamorado uno hace pendejadas y esto y lo otro! Pero no! Las mujeres no se casan con el primero que se proponga! Peor si solo vía remota se han tratado! Y si le apestan las patas al fulano? y si se tira pedos dormido? Y si ronca? Hay tantas cosas que pueden salir mal!

Así como el ejemplo anterior conozco muchoosssss otros, con más detalles, pero no pretendo dejarlos evidenciados en esta ocasión.

Curioso como trabaja la mente humana. Hay veces en las que, sin querer, uno es el masoquista. Hasta que se abren los ojos y se dice NO MÁS. Ver un patrón de autodestrucción en alguien que aprecio me hace tratar de salvarlo. Sólo si creo que vale la pena. Pero bien dicen que a talegazos aprende uno. Si después de interminables horas de estar dándole vuelta a sus múltiples relaciones fallidas una y otra y otra y otraaaaa vez, esta persona va irremediablemente hacia el abismo. Pues que se tire!!! Ya para que me esfuerzo en estar ahí? Si esa persona después de mentirme, viéndome a la cara, en la propia sala de mi casa, pretende que todo está igual; la fulana está equivocada.

Antes que salga algún brillante pensando que quiero con ella. No! todavía existimos los que sabemos que se puede tener una amistad sin ningún tipo de interés romántico. La interpretación que le puedo dar a mi increíblemente enorme enojo, es el intento de insultar mi inteligencia y querer verme la cara de idiota. Eso es lo que me revienta. Pero esta es la última vez. Que sus amigos que SI se quieren acostar con ella la ayuden. O las desequilibradas mentales que se quieren suicidar. Lo siento, hora de pasar la página.


PS No te preocupés en andarme buscando. Ya me cansé de ser tu paño de lágrimas. Ojalá con el tiempo valorés lo que significa ser amigo, alguien que desinteresadamente ESTUVO ahí para apoyarte sin condición... hasta que se cansó de tus mentiras. Enough is enough.

4 comentarios:

iba pasando dijo...

Después de dar tu par de buenos consejos y no los toman, solo te queda contemplar lo autodestructivo de la naturaleza humana.

Mariocopinol dijo...

Lo peor es q dentro de sí misma sabe q no está bien andar saltando de relación en relación. Algo q ha hecho prácticamente desde q la conocí hace mas de 4 años. Pero si lo de ella es evitar a toda costa la soledad a pesar de los consecuentes cerotazos q se vive dando, allá ella. Yo se q dsps de cansarse de sufrir va a valorar mis consejos, ojalá no sea demasiado tarde.

P.R dijo...

Que identificado me siento. Que cosas las de la vida que, quizás no hayamos vivido exactamente lo mismo, pero el sentimiento, al final, si es el mismo.

Las mujeres... Yo creo que ni ellas se entienden, y hay unas que definitivamente no saben ni lo que quieren. Lastimosamente, uno a veces con el afan de ver bien a una mujer, constantemente las escucha y las aconseja, y estos consejos no son escuchados, y digo lastimosamente, no por uno, sino por ellas. Pero bien, queda en vos que te portaste de la manera correcta, y si no sabe valorar, pues que mal, y que se joda porque la paciencia se acaba.

Saludos y un gusto volver a leerte Francia.

Wendy Kitty dijo...

Te entiendo, he aconsejado a mis amigos, personas allegadas y siguen el mismo camino... sólo te queda ver como se tiran al abismo