6 de octubre de 2009

¿Para qué tanta poesía?

de Carlos Barulich.

Quiero yo invitarte a compartir mis sueños
y en un solo instante recorrer el mundo,
quiero que me dejes compartir los tuyos
y anclar mis deseos en lo más profundo.

Quiero yo quemarme en tu piel que es de bronce
y ser devorado por todo tu fuego
quiero yo escribir en tu cuerpo un poema
y jugar contigo el mejor de los juegos.

Quiero entre suspiros repetir tu nombre
y que tú en un grito pronuncies el mío,
quiero que la noche brille con tus ojos
cual hierba que brilla al mojarla el rocío.

Quiero que tus flores esparzan perfumes
y que esos perfumes me bañen el cuerpo
quiero que lo nuestro sea un sueño posible
un sueño sublime soñado despierto.

Veo que es inútil andar con rodeos
pues no entiendes nada de lo que te digo,
basta de poesía, será más directo:
negra, ¿cuándo puedo acostarme contigo?

6 comentarios:

Nadie dijo...

Me gusta desde el 3er párrafo.

Saludos, Mario.

Clau dijo...

pues porque con poesía se llega más rápido!!!!

iba pasando dijo...

Quisiera regresar en el tiempo y reventarle una lira en la cabeza al que inventó los poemas je je je.

Aunque me encuentro en grave aprieto porque a las cipotas les encantan (por lo menos a la mayoría)

Clau dijo...

y a las no tan cipotas también...doy fe =)

ALX AND1N0 dijo...

Barulich rules!!!

EL SUM dijo...

reverencias...
un delidado y desesperado recurso.

(ya lo guarde por si las moscas, taves me sirva jajaja)